En lo Alto del Circo

En lo Alto del Circo

La música viva, entre las luces suena. Hay una silueta en lo alto, es la de Natasha Marcano, la única dominicana en trabajar en una compañía de circo internacional, donde construye movimientos que asombra a punto de vértigo cual trapecista.

Ella busca tiempo para impartir periódicamente talleres de circo en República Dominicana. Gracias a su labor, en 2013 estuvonominada al Premio Nacional de la Juventud en la categoría Desarrollo Cultural y Artístico, donde resultó ganadora por el Distrito Nacional.

Además, ejerce la carrera periodística escribiendo sobre deportes para algunas revistas internacionales y en su blog, natashamarcano.blogspot.com.es.

CSD ¿Cómo nace en ti la artista? ¿De dónde vienes? 

NM Yo creo que todos llevamos un artista dentro de alguna forma u otra, aunque como el arte, que tiene diversas manifestaciones, nosotros loexpresemos diferente. Siempre me gustaba cantar y bailar frente al espejo, creo que es lo normal. Por eso mi madre me inscribió a estudiar ballet, luego a jazz, luego a teatro y así… a muchas cosas. Pero ahora que estoy en el circo, recuerdo todas las veces que jugaba trepando los árboles o escalando paredes… y siento que siempre me han gustado más losjuegos que llevaban movimiento y gasto energético que los de sentarse en una casita con muñecas.

CSD ¿Llegaste por casualidad o así lo planeaste?

NM Yo diría que ha sido casual casi totalmente, pero soy de las que piensa que las casualidades no existen. En mi caso ha sido una mezcla de trabajo, ganas y estar en el momento indicado con las personas indicadas. Cuando fui al Circo Gran Fele la primera vez ya entrenaba algunos elementos de circo, como hobby, para hacer ejercicio y para aprender técnicas nuevas. Me quedé encantada con el espectáculo, la forma de trabajar de esta compañía y sobretodo de la mezcla de circo-teatro-danza y música. No me pasó por la cabeza que al año siguiente yo sería también artista de este circo en un nuevo espectáculo. Yo me presenté al director, y me llamaron meses después para un taller intensivo de dos meses, me dieron una beca y a raíz de mi evolución me invitaron a entrenar con la compañía dos meses más con la posibilidad de incorporarme. Era un trabajo agotador, hacíamos muchos elementos: mástil chino, cuerda vertical, mano-mano, banquina, más el trabajo de interpretación y danza. Y todo esto sin contar las horas de acondicionamiento físico. Pero las ganas y el esfuerzo que pusimos en ello hizo que ese año mi marido y yo entraramos a formar parte del Circo Gran Fele con el que cumpliremos 3 años en Navidad.

CSD  ¿En qué consiste tu preparación como acróbata?

NM La preparación no acaba nunca, la parte física conlleva muchas horas de gimnasio, aislamiento muscular y transferencias a ejercicios. Muchos saltos, abdominales, paradas de manos, acrobacias, etc. Luego hay una parte técnica que tiene que ver con el elemento que trabajemos, ya sea la cuerda, las telas o el mano-mano a lo que también hay que dedicarle horas, y sobretodo, mucho positivismo y paciencia. Hay otra parte que es de investigación y perfecccionamiento para crear y comunicarse con el elemento. Sin contar el trabajo de documentación, ver videos, números y espectáculos que siempre son enriquecedores a la hora de crear. Estamos normalmente todo un año para crear un número, en dos o tres ciclos podemos ir midiendo la evolución para cambiar cosas, pero desde enero cuando acaba la Navidad empezamos a trabajar los elementos y las figuras que queremos hacer para la siguiente temporada.

CSD ¿Cómo es el sentir de la vida en un circo?

NM Pues es diferente, se aprende a apreciar mucho más el trabajo y el esfuerzo de los demás. Para mi ahora es un poco raro ver a los bailarines solo bailar, a veces lo echo de menos, ya que es lo que he hecho siempre. Supongo que la vida de los circos itinerantes es distinta y tienen menos tiempo de observar y analizar otros trabajos. Nosotros, a veces, tampoco podemos, porque viajamos a una ciudad y en un día tenemos que organizar todo el espectáculo, la parte técnica, ensayar y hacer la función. Viajar es enriquecedor, conocer otras personas, otras culturas y otras formas de arte.

CSD ¿Qué piensas cuando estas en las alturas?

NM Cuando estoy con mi marido pienso muchas cosas, estoy muy atenta, tiene que haber una comunicación constante, pero sin palabras, preparados para el siguiente ejercicio y para cualquier imprevisto, no hay tensión, sino atención. Pero cuando estoy sola no pienso nada. Cuando estás arriba, has ensayado tanto esa rutina, que simplemente te desconectas del mundo, escuchas la música y sigues los movimientos de la forma más fluida y natural posible.

CSD ¿Qué fuerza te sostiene?

NM En el sentido literal de la palabra, la fuerza de mis manos, mis brazos y mi espalda, muchas veces la de mi marido. La fuerza que me sostiene es saber que esto está preparado y trabajado, que técnicamente es seguro. Y muchas veces el ver las caritas de los niños impresionados con tu figura en las alturas… una vez, cuando estaba muy arriba, oí a una niña gritar: ¡Se va a caer! Luego, la vi llorar. Pero al final del número, la saludé sonriente y le dije: No te preocupes, que esto lo he hecho muchas veces… Esa es mi fuerza.  

CSD ¿Eres la única dominicana supongo? ¿Cómo te han recibido?

NM Sí, soy la única dominicana que trabaja en una compañía de circo internacional. Mucha gente me pregunta si entrenaba en mi país o si en República Dominiacana hay escuelas de circo. Es entonces cuando les cuento mi historia. Siempre se sorprenden, mucha gente quiere ir a ver la playa y me dicen que les invite. Me han recibido muy bien, el ser dominicana, creo que nunca me ha cerrado una puerta y sí sé que me ha abierto muchas.

CSD Si tendrías que identificar tu vida con un color, ¿Cuál sería y por qué?

Azul. Porque es el color de cosas muy hermosas. Porque el cielo es inmenso y es azul. El mar es hermoso e imponente y también es azul. Asocio ese color con tranquilidad, confianza, estabilidad. A mi marido le gusta mucho el azul y a mi siempre me ha gustado.

CSD ¿A quién admiras?

NM  Podría decir mucha gente… podría decir que a Félix Sánchez, que es uno de mis grandes ídolos. Podría decirte Mohammed Ali…y muchos nombres más. Porque admiro a mucha gente. A tantos que no podría mencionar y que quizás nadie les conoce. Yo admiro a la gente que trabaja, que no se dan por vencidos, que luchan contra las adversidades, que no escatiman esfuerzos con tal de conseguir sus objetivos. Admiro a la gente que tiene metas, sueños, y que lucha para conseguirlos, que no se distraen con vanalidades, que se planifican, que se organizan y que triunfan. En cambio, el caso contrario a quién no admiro, es a toda la gente que no tiene determinación, que vive el día sin una razón de ser y que están tan pendientes de las vidas de los demás, que no saben qué quieren ellos en su vida. No admiro a la gente holgazana, conformista y a los que se quejan por todo.

 CSD ¿Hacia dónde te diriges?

NM Ahora mismo al ensayo del musical Sensations, que estrenamos este sábado con la empresa Altereven. Luego al circo, a preparar los números a escena del Festival Sagunt, en el que participaremos en agosto. Y después a seguir entrenando, para preparar la temporada de Navidad. A dar un poco más cada día. Esos son mis planes de este año, al año siguiente si todo va bien. ¡Ya veremos!  

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: