Adiós junto a esas manos

Unos dedos incansables, un espíritu alegre, sutil, que se reflejar en la música que hoy en día se disfruta, la de Bebo Valdés. Hoy dejó de respirar al mundo, pero nos deja esa fusión que lograba entre sus dedos y el piano. Fue una muestra de que la edad no da limitantes al momento de tomar nuevos caminos y lanzarse. La música que nos dejas hará de él una leyenda. ¡Gracias Bebo Valdés!

 

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: