Erika Morillo

Por Nathalie Almonte.

¿Cómo no captar una sonrisa, un llanto, un momento o unos ojos? ¿Cómo decir no a dejar plasmado un momento que se convierte en recuerdo? Erika no lo puede evitar, es una amante del lente, una fotógrafa que se inclina por dejar con sentimientos profundos los momentos más allá del recuerdo.

CSD ¿De dónde viene Erika Morillo? ¿Dónde resides actualmente?
 
EM Soy dominicana. Nací en Santiago y viví en la capital por muchos años. Me mudé a NYC hace ocho años y desde entonces vivo eternamente enamorada de esta ciudad.

CSD ¿Cómo nace tu fascinación por la fotografía?
 

EM
 Comencé a tomar fotos cuando tuve a mi hijo. Soy madre soltera. Creo que la intensidad de esa experiencia hizo que necesitara alguna forma de entender mis circunstancias y documentar la vida con mi hijo. Luego me enteré que mi papá era fotógrafo aficionado, entonces revisé las fotos que me tomó cuando niña. Descubrí su ojo y su sensibilidad, sentí una conexión aún más profunda con este oficio.
CSD ¿En qué ha consistido tu preparación?
 
EM Yo no estudié fotografía formalmente. Estudié psicología y sociología. Trabajé en los ámbitos de trabajo social, arte terapia y salud pública, lo cual creo que forjó mi interés por una fotografía con un enfoque social. El año pasado decidí renunciar a mi trabajo en salud pública para enfocarme en la fotografía. En este último año he estado tomando clases de fotografía documental en el International Center of Photography, con un enfoque en el estilo de fotohistoria.

 

CSD ¿Qué tipo de fotografía haces? Define tu trabajo.
 
EM Hago fotografía documental de calle. Mi trabajo se enfoca en la cotidianidad, en las personas y en el dolor de la búsqueda de identidad. Me interesa mucho explorar como las personas habitan el espacio urbano y las emociones que suscita el vivir en una ciudad pero siendo de otra parte. Ese “no ser ni de aquí, ni de allá” es una de las cosas que más me interesa explorar en mi fotografía.

CSD ¿Con cuál tendencia te identificas?

 
EM Me gusta la fotografía documental. Las fotos que “me tocan”, son aquellas que hablan de la realidad y de la gente. Aunque respeto el trabajo de la fotografía conceptual, bien hecha, no me interesa desarrollarlo.
CSD ¿En qué trabajos te encuentras realizando actualmente?
 
EM Tengo dos proyectos documentales a largo plazo: “A Rich Life”, que se enfoca en retratos de la clase trabajadora latinoamericana, el cual voy desarrollando paulatinamente a través de mis viajes; Living in New York City, mi retrato del enamoramiento hacia la ciudad de Nueva York.
A la par de esto, sigo documentando mi vida con mi hijo, colaboro con artistas locales y documento hechos sociales de mi interés, como las protestas actuales en contra la reforma fiscal en la República Dominicana.

CSD ¿Haz participado en alguna exposición en USA o en RD?

 
EM Sí. En la ciudad de New York he participado en dos exposiciones colectivas en BronxArts Space y en SpaceWomb Gallery. Y hace dos meses participé en la exposición colectiva “Santiago en Foco”, en Santiago de Chile, donde presenté algunas de mis fotos urbanas tomadas en Santiago de Chile.
CSD ¿Un fotógrafo favorito?
 
EM Helen Levitt.

 

CSD ¿Crees que la tecnología ha facilitado o ha hecho que los fotógrafos sean menos naturales en sus trabajos?
 
EM Como todo desarrollo, el avance en la tecnología fotográfica trae consigo algunas cosas que son en detrimento del fotógrafo. Creo que la fotografía análoga le permitía al fotógrafo pensar más la foto, desarrollar el ojo, y dejar reposar sus fotos antes de revelar o someterlas al escrutinio de los demás. La intuición aguda que salía de ese proceso ha sido reemplazada en parte por la inmediatez de la fotografía digital, un recurso “inagotable” que le permite al fotógrafo tomar miles de fotos y compartirlas al instante. Las fotos hoy son un mecanismo fuerte de socializar, de fabricar una autoimagen que se venda y de darse a conocer. Lo bueno es que si el fotógrafo es consciente sobre ello, puedo realizar un trabajo más auténtico y contrarrestar un poco estas tendencias.
CSD ¿Qué metas tienes? ¿A dónde te quieres dirigir con tu trabajo fotográfico?
 
EM Quiero seguir tomando fotos que me importen. Sé que hay otras vertientes más lucrativas en la fotografía que la documental, pero mi interés es mantener la feliz de tomar fotografías desde mi sensibilidad. Me gustaría trabajar como fotógrafa para alguna publicación, revista o periódico al que yo respete, tal vez para el New York Times, se vale soñar, ¿No?
Puedes seguir a Erika Morillo en:

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: