JT Pérez-Gautreau





JT Pérez-Gautreau
“Hay veces”
Por Nathalie Almonte
Una melodía sonaba en el programa de radio Camino al Sol, por la 97.7. Era la canción “Hay Veces”, justo en aquel momento, cuando brillaba el sol en medio de un “tapón”.
La melodía habla de la incertidumbre de un amor, con una fusión de rock y acordes tropicales, que aviva el corazón, que provoca los sentimientos, que te hace sentir el calor de un Domingo cuando quizás es Jueves.

Inauguramos la sesión de entrevistas de CircuitoSD con el trabajo musical de JT Pérez-Gautreau.

CSD: ¿De dónde vienes? 


JT: Nací en Santo Domingo, República Dominicana, una mañana de Diciembre en el año 1981. Tuve una niñez muy feliz, con padres que me dieron mucho cariño. Me formé como hijo único, por parte de mi madre, con quien me crié dada la separación de mis padres a los 6 años de edad. Más, sin embargo, tuve unos años formativos muy bonitos y llenos de alegría. Al rededor de los 11 años, mi madre me regaló de cumpleaños la subscripción a Telecable, que contenía los canales de MTV y VH1, el cual cambió mi vida para siempre y fue el detonante para que se desarrollara en mí el deseo por tocar instrumentos y crear música. Con la exposición a estos canales musicales, conocí bandas como Nirvana, Metallica, Soundgarden… pero fué un video de Green Day, Longview, el que marcó un antes y un después para mí. Comenzó mi obsesión juvenil por Green Day.
CSD ¿Cómo te introduces en el mundo de la música?
JT: Pedí una guitarra acústica de regalo cuando cumplí 12 años. Estuve en clases de guitarra con el profesor, Mario Núñez. A los 15 años, en un viaje a NYC, mi madre me regaló mi primera guitarra eléctrica, una American Fender Stratocaster, azul verdosa, la cual aún tengo y uso regularmente.
Empecé a escribir letras de canciones. Tenía un cuaderno donde escribía. Usaba los ritmos de las canciones de Green Day.
A los 16 años comenzó mi fascinación por el canto, escuchando artistas latinos, principalmente a Luis Miguel y Marc Anthony. Tomé mis primeras clases de canto con el mismo profesor de guitarra. 
Descubrí luego a la banda Metallica, la cual se convirtió en mi agrupación favorita por muchos años y me dedique 100% al heavy metal, aunque continuaba practicando el canto, con discos de Luis Miguel. Hasta que descubrí el blues y me sumergí en un estilo músical más ritmico y más melódico. Comencé a escuchar y aprender las lineas de Buddy Guy, B.B. King, Eric Clapton… pero el artista moderno que más cambió mi estilo fue John Mayer. 
CSD: ¿Consideras que estas bandas que escuchabas desde tus inicios son tu influencia?
JT: Mis influencias son muy muy variadas, y curiosamente mi formación musical inicial no tiene nada que ver con el estilo que sale de mí al componer. Green Day y Metallica tuvieron la mayor influencia en mí los primeros años, escuchaba casi exclusivamente estas dos bandas. Ya luego a nivel de canto, artistas como Luis Miguel, Marc Anthony, Boyz II Men y David Bisbal marcaron mi desarrollo como cantante. Y como compositor  debo decir que John Mayer, Buddy Guy, Joe Bonamassa, D’Angelo, me han influenciado mucho.
CSD: ¿Cómo surge el proceso de creación de las canciones?
JT: El proceso de composición de estas canciones tuvo sus inicios en la ciudad de Barcelona, donde viví por 3 años mientras estudiaba producción musical. Vivía en un apartamento compartido y tenía un pequeño estudio con todas mis guitarras, amplificadores y equipos. Ahí comencé a escribir muchas canciones, y podría decir que un 85% de las canciones nacieron en ese apartamento de Barcelona, en la calle Galileu del barrio Les Corts. 
CSD: ¿Qué le provoca  inspiración?
JT: Me inspira una buena banda, un buen músico, una buena canción… Cuando escucho una BUENA canción me da deseos de escribir yo una. El momento en el que suelo escribir más es después de escuchar mucha música… me siento, tomo mi guitarra acústica, la cual está SIEMPRE cerca, y ahí nacen las canciones, de manera orgánica, sin software, ni grabaciones. No soy amigo de los synths, ni sobre producir nada. Aunque son herramientas que en su momento son útiles claro está. 
CSD: ¿En qué consiste tu primera producción?
JT: “Hay Veces” es una producción sencilla, con canciones fáciles de escuchar, pero con un toque musical que te haga levantar una ceja. Mi interés como músico no es ser virtuoso, sino más bien ser agradable al oído. Que mis canciones suenen y las personas puedan mover el pie rápido, pero con elementos musicales más complejos, como la selección de acordes y las melodías vocales.
CSD: ¿Cómo la describes?
JT: Un grupo de canciones que cierran un circulo que comenzó en España, durante un período de mi vida, y que ahora da inicio a otro período: exponerme a un público. Ya pasé mucho tiempo en el simulador, vamos a lo real. 
CSD: ¿Hacia dónde vas? ¿Qué metas tiene?
JT: Mi meta es poder hacer esto para el resto de mi vida, ya sea delante de 10,000 personas cada noche o delante de 10. Pero siempre creando música y componiendo. Trataré de llevar mi música a lugares que no se suelen llevar (Escandinavia, Europa del Este, etc.), así como a EE.UU. y Latinoamérica, obviamente.
Pero mi meta principal es SIEMPRE ser feliz, haciendo lo que me gusta. Y ojalá las personas vean mi felicidad, le sea contagiosa y podamos formar una familia juntos, crecer hasta hacernos viejitos y quejarnos de como la música moderna no tiene comparación con la música de nuestros tiempos.

Disfruten el sencillo debut “Hay veces”-JT Pérez-Gautreau

Pueden seguir su trabajo desde:
www.jtperezgautreau.com 
Facebook: jtperezgautreaupage
Twitter: @jtperezgautreau

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: