Tributo al pintor Ramón Oviedo

Visita-de-Ramón-Oviedo-al-Centro-Mirador
Ramón Oviedo

La exposición títulada“Tributo al Maestro Ramón Oviedo/Obras Selectas en la Colección Fernando Báez Guerrero”, será presentada en las salas de exposiciones temporales del Centro Cultural Mirador Santo Domingo CCMSD el próximo 14 de noviembre, durante una recepción inaugural fijada para  las siete de la noche.

La institución cultural correspondiente a la Fundación Centro Cultural Mirador Santo Domingo Inc., es dirigida por Juan Guerra Guerrero, Director Ejecutivo y Purísima De León de Guerra, Directora General.

Sobre la exposición

La exposición está integrada por unas cuarenta y cinco  obras de  variados formatos, entre pinturas y dibujos, pertenecientes a la  colección privada del empresario y coleccionista Fernando Báez Guerrero, quien en nombre de su familia ha querido, en asociación con el Centro Cultural Mirador Santo Domingo, rendirle un gran homenaje nacional al artista con la presentación de una muestra cuyo principal atractivo es que se expone una representativa cuota  de  la producción artística del maestro Oviedo correspondiente a lo que va del siglo XXI, y parte de la última década del siglo XX; obras que en su casi totalidad, tanto pinturas como dibujos, no han sido exhibidas públicamente, por lo que se tendrá la oportunidad de reecontrarse con la obra más reciente del afamado pintor nacional, redescubriendo su recia capacidad de auto renovación, pericia, audacia técnica, estilística y creativa.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 10 de enero del 2014, según información suministrada a los medios de comunicación nacionales e internacionales por la Junta Directiva del Centro Cultural Mirador Santo Domingo.

02-copy

Sobre Ramón Oviedo

El pintor Ramón Oviedo, nacido en la Provincia Barahona en 1924 y quien arribara a los noventa años de su nacimiento, ha consagrado su vida productiva a una intensa entrega a la creación artística en las áreas del diseño publicitario, la cartografía, la pintura y el dibujo, habiendo alcanzado posicionarse entre las personalidades más emblemáticas del arte nacional, con una ganada posición de prestigio y reconocimiento internacional por la calidad de su arte, fuerza y expresión de los contenidos humanístico y social que caracterizan sus expresiones estéticas.

Su obra “24 de abril”, con la que obtuvo el primer premio de pintura del Concurso de Arte E. León Jiménes en 1965, marcó, tanto la ruta de la primera fase de su estilo como la plataforma temática que le darían fama y prestigio a lo largo de la historia del arte nacional.

Ramón Oviedo a lo largo de su exitosa carrera artística ha presentado sus obras en más de cien exposiciones, tanto en el país como en galerías, museos y centros culturales de República Dominicana, el resto de El Caribe, América Latina, Estados Unidos y Europa, mereciendo ser el único dominicano cuya obra ha sido publicada y reconocida por el Diccionario Larousse y el Almanaque Mundial, además de tener el mérito de que una obra de su autoría forma  parte de la Colección Permanente de la prestigiosa Galleria degli Uffizi, en el Palacio de Florencia, Italia.

Sus pinturas forman parte de las más importantes colecciones públicas y privadas de  República Dominicana, destacándose, entre otras, las colecciones permanentes del Museo de Arte Moderno de  República Dominicana; Banco Central; Cámara de Diputados del Congreso Nacional; Centro Cultural E. León Jiménes; Museo BellaPart, y en la Colección Permanente de la Direccion General de Aduanas.

En el ámbito internacional,tiene el precedente histórico de ser el único maestro de la pintura dominicana que tiene el mérito de que el país haya sido testigo de dos exposiciones retrospectivas presentadas en su honor en el Museo de Arte Moderno en 1977, la primera, y  en 1988, la segunda.

Su obra muralística forma parte de las  colecciones públicas de la sede central de UNESCO, en Francia; y en la sede principal de la Organización de Estados Americanos OEA, en Washington D.C.; y en la República Dominicana, murales de su autoría han sido instalados en el Museo de Historia Natural; el Banco Central de la República Dominicana; Universidad Autónoma de Santo Domingo; Dirección General de Aduanas; Suprema Corte de Justicia, y en la Fundación Global, Democracia y Desarrollo FUNGLODE.

Oviedo, como justo reconocimiento a su obra de toda una vida, ha sido distinguido con  los más importantes premios, galardones y condecoraciones que otorga el Estado Dominicano a un artista vivo y en  proceso creativo, destacándose, entre otras distinciones, el haber recibido en 1974 el Gran Premio de Honor en la Bienal Nacional de Artes Plásticas,y el haber sido dos veces reconocido por el Congreso Nacional, primero, con el título de Maestro Ilustre de la Pintura Dominicana, y posteriormente, con la Condecoración Medalla al Mérito de la Cámara de Diputados para las Artes y las Letras en el año 2010; incluyendo el haber recibido de la Presidencia de la República Dominicana la Condecoración Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en 1997; y en 1997, la Condecoración Chevalier a l’orde des Arts et des Lettres, otorgada por el Ministerio de Cultura y Comunicación del Gobierno de Francia.

La opinión de los críticos

En una reflexión crítica sobre la personalidad artística y obra de Ramón Oviedo, el escritor e intelectual Efraím Castillo ha referido que “Quienes hemos seguido de cerca el discurso estético del Maestro Ramón Oviedo —sobre todo los que fuimos testigos de su gran encuentro con la historia del arte y, consecuentemente con su definitiva incursión en la pintura, abrazándola y aferrándola como su tesoro más preciado—, sabemos que, aún hoy, a las puertas de cumplir los 90 años, este insigne Maestro (Maestro con letras mayúsculas) de la actividad plasticográfica era capaz de alcanzar lo que hoy ha logrado: no sólo una obra compuesta por miles de pinturas y dibujos sobre lienzos, cartón y papel en diferentes formatos, que residen en las más calificadas y prestigiosas colecciones públicas y privadas de múltiples países, sino un conjunto de murales que pueblan y trascienden las fronteras de la República Dominicana, manteniéndose activo y siendo capaz de realizar una obra monumental e histórica de 195 por 116 pulgadas, como el mural El Nacimiento de la Constitución, que se muestra al público en el Palacio del Congreso Nacional, en el recinto de la Cámara de Diputados de la República Dominicana”.

01

Según observan otros especialistas, en las obras selectas de Ramón Oviedo que el público podrá ver durante todo el fin de año en el Centro Mirador, se registra el arte de un artista, un creador cargado de sentimientos nuevos y emociones llenas de reflexión y denotables acentos de espiritualidad; aunque enfatizando simpre en expresar su honda sensibilidad social, naturaleza temática muy propia de su arte en sentido general.

Entre las pinturas realizadas en acrílico sobre tela, hay dos obras que a juicio del coleccionista Fernando Báez son muy singulares en el coleccionismo dominicano; dos telas cuyo único contenido es la firma a gran escala, pintada por el maestro en negro sobre blanco, y nada más.

 

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: