“Un poeta en Nueva York”, por García Lorca

Fuente: ElPaís.com
Antes de morir, Federico García Lorca había dejado sobre el dejado en el escritorio de José Bergamín, su editor, en 1936, el libro Un poeta en
Nueva York tal y como lo ideó, dejándole una nota quedecía: “He estado a verte y creo que volveré mañana”. Luego partió a Granada, donde se encontró con la muerte.
El libro consistía en un manuscrito,mecanografiado, ordenado rpo partes y estructurado en 35 poemas y 10 secciones, nunca se había publicado en el orden que originalmente sugirió García Lorca.
En la semana próxima, la casa editorial Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, hará llegar a las librerías de España la versión original del libro. Estará acompañada de un estudio del profesor de la Universidad de Virginia Andrew A. Anderson y reproducciones de los originales donde se puede leer el texto escrito a mano y las correcciones sobre las piezas mecanografiadas.

 

Read the rest of this entry

A %d blogueros les gusta esto: